La maternidad traslospekes·trasmispekes

Donar el cordón umbilical… ¿Banco privado o banco público?

Bueno… ahora que ya se acerca la fecha, hay temas que nos estamos planteando más seriamente con este embarazo que con el anterior. Una de esas cosas es qué hacer con el cordón umbilical.

Cuando nació el bicho lo único que teníamos claro era que había un Banco Público (Programa Concordia) y Bancos Privados. El Programa Concordia, aunque está dentro del Banco de Sangre y Tejidos sito en Barcelona, recoge muestras de Baleares, Aragón, Navarra, Extremadura y Cantabria, y el Principado de Andorra.

logo_concordia

Estuvimos mirando la posibilidad de destinar el cordón a un banco privado, pero al final lo descartamos. El motivo principal: no teníamos claro que sirviera de mucho y siempre hemos sido de los que hemos preferido apoyar lo público. Total, que al final llegó la fecha de parto y no hicimos nada… ¡Y cordón había de sobras! Vamos… ¡una pena!

Así que esta vez nos hemos informado más. Estuvimos hablando con la comadrona del hospital y nos lo dijo muy muy claro: si el cordón es pequeño y con poca sangre no merece la pena, pero si es un buen cordón ¡por supuesto que merece la pena la donación!

Además de ser de ciencias los dos, tenemos una muy buena amiga que se dedica a investigación, así que tenemos claro que disponer de la sangre del cordón umbilical en un banco privado NO significa que tengamos el “Santo Grial” para nuestros hijos. NO es la cura a cualquier enfermedad ni cualquier variante y lo más importante: NO me gusta que los bancos privados me vendan sentimientos ni un cargo de conciencia por no depositar allí la sangre de nuestro cordón. Es algo entre nuestros hijos y nosotros y nuestros sentimientos en estas circunstancias son cosa NUESTRA.

Tenemos claro que la donación a un banco público asegurará que se pueda investigando, que se puedan hacer tratamientos a cualquier persona que lo necesite y que, aunque nuestra sangre se dedique a otra persona, tal vez si un día uno de nuestros hijos lo necesita, puedan recibir un tratamiento con la sangre de otra persona que también pensó en los demás y será un tratamiento ya comprobado.

¿Qué hay que hacer?

Lo primero de todo, pedir información a la comadrona o en el hospital en el que vas a dar a luz. Ahí te darán toda la información.

Una vez ingreses debes entregar un formulario firmado, recogerán el cordón y te cogerán una muestra de sangre de la misma vía que te ponen al ingresar para comprobar que no hay enfermedades infecciosas potencialmente transmisibles.

Tendrás que dar información acerca de los viajes realizados en los últimos meses y de las enfermedades familiares potencialmente transmisibles.

EN EL MOMENTO DEL PARTO NO HAY VARIACIONES.

¿Qué pasará con la sangre?

Se utilizará para cualquier enfermo que lo necesite según el grado de compatibilidad.

No habrá discriminación por origen geográfico, religión ni situación económica

En caso de que el médico recomiende guardarlo para uso familiar, te darán la información. Puedes leer más de este supuesto en www.ont.es.

Por supuesto, también se utilizará para investigar. Piensa que si no investigan, nunca podrán utilizarlo como “cura” para las enfermedades, así que no deja de ser otro granito de arena que aportas a la salud de todos.

¿Qué requisitos tengo que cumplir para poder donar la sangre del cordón umbilical?

Lo primero y más lógico es estar sana y no tener antecedentes de enfermedades potencialmente transmisibles por la sangre. Aparte de esto, te exigen que seas consciente de lo que supone y que es un acto ALTRUISTA, es decir, no cobrarás por la donación.

No podrás donar la sangre si eres portadora de VIH o virus del SIDA o crees que podrías serlo, si eres portadora de alguno de los virus de hepatitis B o C o crees que podrías serlo, si te has inyectado drogas como la heroína u hormonas para aumentar la musculatura aunque haya sido sólo una vez. Tampoco podrás si has aceptado dinero, drogas u otro tipo de pago a cambio de relaciones sexuales o si has mantenido en los últimos 4 meses relaciones sexuales con: diversas parejas, alguien portador de SIDA (VIH), alguien que cambie frecuentemente de pareja, alguien que se haya podido pinchar drogas intravenosas o alguien que ejerce o ha ejercido la prostitución.

Entonces… ¿Qué vamos a hacer nosotros?

LO HAREMOS

Vamos a donar el cordón, si es igual de bueno que el primero, al banco público. Aportaremos nuestro granito de arena a la investigación en células madre y sus propiedades regenerativas (y a la larga curativas) en enfermedades que a día de hoy no tienen cura.

Porque creemos que la base del desarrollo es la I+D

Porque no nos gusta que nos vendan sentimientos a precio de caviar de beluga

Porque, a pesar de lo que están haciendo con la Sanidad y la Investigación públicas, seguimos creyendo en ellas.

 

¿Y tú? ¿Has donado el cordón? ¿Lo has llevado a un banco privado? ¿Cual ha sido tu experiencia?

NOTA: por supuesto, yo explico nuestro caso en Barcelona, pero en cada Comunidad Autónoma hay posibilidad de hacer esta donación. Pregunta a tu comadrona o en tu hospital.

Fuente de la imagen: http://www.madrimasd.org

Anuncios

2 comentarios sobre “Donar el cordón umbilical… ¿Banco privado o banco público?

    1. Gracias Pilar! Para nosotros fue la espinita con Gael porque no tomamos la decisión en su momento y esta vez no queremos que nos pase igual… Esperemos que sea otro pedazo de cordón como el de Gael y que sirva para mucho!
      Besazos y gracias por leerme y comentar!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s