La maternidad traslospekes

#LMMW o Lactancia Materna My Way

Hoy quiero dar mi visión, y digo MI VISIÓN, sobre el tema de la lactancia, que ahora mismo estoy viviendo en primera persona. Es de esos temas que sé que me la estoy jugando, que me van a caer tortas por todas partes, pero tampoco encuentro justo que no pueda hablar yo y dar mi opinión cuando hay mucha gente que me la da sin que se le pida, no?

Así que, aprovechando que tengo este rinconcito para hablar como si fuera mi casa, quiero dar mi particular visión de la Lactancia Materna o LMMW (Lactancia Materna My Way – a mi manera).

Lactancia Materna vs Lactancia Artificial

Primero de todo, ¿por qué este nombre? Porque igual que no hay dos personas iguales, no se puede pretender que todo el mundo aplique unos protocolos de la misma manera y menos cuando se trata de criar niños, que tampoco son iguales. Creo importante que antepongamos el bienestar de la madre y del bebé a creencias. Es decir, si una mujer está totalmente convencida de que no se ve dando pecho, ¿por qué hay que juzgarla? ¿Dónde termina nuestra libertad y empieza la de la madre que tenemos delante?

En el hospital en el que yo he dado a luz, lo primero que hacían era preguntarte si querías dar pecho o no, pero nunca me he sentido juzgada al tener que contestar a esa pregunta. También es verdad que en ambos casos la respuesta ha sido la misma: Sí , hasta que se convierta en un problema para uno de los dos. He recibido toda la ayuda que me ha hecho falta.

Lactancia a demanda

Aquí empezamos con tema ya escabroso…

Frecuencia de las tomas

¿Siempre que un bebé llora tiene hambre? Desde mi humilde opinión, NO. La vida como bebé tiene que ser muy aburrida, cualquier nueva sensación tiene que ser un susto de narices… tienen muchos motivos para llorar teniendo en cuenta que ni siquiera saben lo que es hacer la digestión, con todo lo que eso conlleva.

¿Una madre NORMAL dejaría a su hijo que se desgañitara porque no hubiera llegado la tercera hora entre toma y toma? Obviamente NO. Cualquier madre en circunstancias normales, no quiere ver llorar a su hijo ni pasarlo mal. Es una angustia y un sonido que se clava en el cerebro y en el corazón. Por eso mismo, ¿de verdad alquien cree que si un niño tiene hambre antes de las 3 horas una madre no le va a dar?

Mi experiencia, y repito MI experiencia: los días del hospital son duros de narices… Una vez que el bebé se termina de vaciar de mecomio, empieza a tener hambre y a ponerse nervioso. El calostro es ORO LÍQUIDO que le damos a nuestros bebés, pero es inevitable que se nos pase por la cabeza en algún momento que pueden llorar de hambre y que perdamos los nervios. Es cuestión de mantener la calma e intentar analizar la situación de la forma más objetiva posible y, a partir de aquí, hacer lo que nuestro instinto nos diga. Tomemos la decisión  que tomemos, NADIE debería juzgarnos ni darnos su opinión si no la pedimos.

Con el enano no lo hice así, pero a la enana, la primera noche, me la metí en la cama y cuando se ponía nerviosa miraba la hora para ir calculando cuánto había dormido y le daba el pecho. Conseguimos una estimulación tal que, en menos de 48 horas, la leche ya había subido.

Al llegar a casa, una vez que ya había subido la leche, lo primero que compruebo siempre es que no sea aburrimiento, dolor de algo o simplemente que no tiene otra forma de comunicarse y controlo las horas. Los primeros días les daba cada 2h y media o 3h según las circunstancias y nunca a golpe de pito. Nunca los he hecho sufrir ni pasarlo mal, no han pasado hambre y yo sigo teniendo cantidad suficiente de leche. Ahora mismo, la enana hace alguna noche tomas a la 5ª hora, con un mes, y la mayoría cada 4h. Cuando ha necesitado hidratarse le he dado, por supuesto, pero conticoneso  lo que quiero decir es que cada vez que han hecho un ruido o se han quejado no les he dado pecho.

Duración de las tomas

Hasta hora y media, señoras… Que yo no soy partidaria tampoco de dar 15 minutos ni 10 ni 20. Que hasta que consideren mis hijos porque ellos saben lo que necesitan y la velocidad a la que comen.

Hasta cuando dar el pecho y la independencia de la madre

No todas somos iguales… No todas nos vemos con capacidad de volver al trabajo y estar sacándonos leche para poder alimentar a nuestros bebés…

Como creo que ya ha quedado claro que cada persona es un mundo y madres y bebés también son personas, que cada una se regule con su bebé sobre hasta cuándo mantener la lactancia materna, no? Que lo ideal es que dure 6 meses o un año, o 3 o 5? me parece fantástico, pero… ¿por qué juzgar lo que hace cada una?

Yo, con el primero, la semana de antes de volver a trabajar le retiré el pecho, porque nada más incorporarme tenía que irme de viaje de trabajo y no me veía capaz de ir en el ave con el sacaleches. Que chapeau por las que sí, pero yo lo siento, pero no…

Esta vez, ya veremos… Si tengo trabajo al que incorporarme, me adaptaré en función del trabajo y de cómo me vea yo.

Ante todo: respeto hacia la decisión de cada una. El que yo no me vea con mi hija de año y medio tomando pecho a demanda no significa que lo critique, sino símplemente ¡que no me veo!. Me parece fenomenal que haya mujeres que lo hagan y que no, pero siempre que se respete la postura de todas.

Intimidad para dar el pecho

Pues yo me tapo… sí… No es una cuestión de esconderme, sino de guardar lo que para mí, desde mi punto de vista, es íntimo.

Por supuesto que voy a la playa, pero igual que mi cerebro no está programado para ir en braguita y sujetador por la calle, no me veo dando el pecho de forma abierta. Si encuentro una sala de lactancia decente, suelo aprovechar para sentarme, porque además ponen sillones suuuuuper cómodos y así cargo pilas de ir corriendo detrás del mayor. Si no hay sala de lactancia, llevo siempre conmigo un pañuelo, a juego con la ropa, claro, para que vea Mamá Gnomo que sigo siendo coqueta, me busco un sitio tranquilo y me tapo con naturalidad… sin obsesión…

Tengo muy claro que mi hijo de 4 años se puede comer un bocadillo en el parque y que mi hija tiene el mismo derecho que él a comer, pero por ese motivo… ¿y si lo hacemos de forma que nos resulte cómodo a las dos? Igual que mi hijo come sentado, o al menos eso intentamos, ella puede comer tranquila con su mamá sentada y relajada, no?

Vuelve a ser mi opinión… tan respetable como la de cualquier otra que me mira raro por taparme o por dar el pecho en público… porque aquí nunca llueve a gusto de todos!

Conclusión

Ahora que he dado mi versión y la vuelvo a repasar… Tengo claro que no es una Lactancia materna a demanda, sino una LMMW – Lactancia materna my way, a mi manera.

La única norma que me impongo desde el principio es: le daré pecho hasta que se convierta en un problema para una de las dos. El límite en el que se convierte en un problema, lo estableceré cuando llegue el momento, si tengo que hacerlo, pero creo que lo mejor es no hacer planes previos.

 

Por cierto… esta es la cara de mi hija después de hora y pico comiendo… ¿verdad que no parece que pase hambre?

 

Espero haber sido suficientemente clara al decir que esta es mi opinión y mi experiencia… Si tenéis alguna duda, estoy dispuesta a resolverla. 😉

 

Anuncios

11 comentarios sobre “#LMMW o Lactancia Materna My Way

    1. Gracias!!! Creo que es algo demasiado personal para que se monten polémicas… Una cosa son los consejos, cuando se piden, y otra los ataques…
      Gracias por pasarte y comentar!

      Me gusta

  1. ¡¡¡Madre mía, madre mía, madre mía!!!
    ¿¿Una lactancia basada en el instinto propio y en el sentido común??
    ¡¡Qué locura, qué locura, qué locura!!

    Pues hermosa, que se puede decir más alto pero más claro imposible. Que cada maternidad, cada madre, cada niño… ¡¡es un mundo!!
    Y que es tan fácil juzgar a los demás sin ni siquiera permitirnos la autocrítica con nosotros mismos..
    ¡¡Ole tú!!
    Uno de los posts sobre lactancia más sensatos que he leído… también es verdad que viniendo de usté ¡¡no esperaba menos, hermosa!! jurjurjurjujr

    Bssss

    Me gusta

    1. Gracias hermosa!!! Pues no estoy contenta porque esperaba algún comentario más crítico… Al fin y al cabo hay cosas que no hago, ni pienso hacer, y nadie me ha dado motivos para hacerlo… En realidad, después de mucho leer en este embarazo y post parto, quería dar mi versión más de grises que de blancos o negros….
      Gracias por pasarte y comentar!
      Besazos!

      Me gusta

  2. Hola. Aquí estoy tras tu invitación a leer tu post. Yo no voy a ser crítica en absoluto. Al revés, olé por ti y por hacer las cosas con sentido común. De todas formas, se nota la experiencia, ¿no?

    Ahora bien… lo difícil hoy en día no es escribir un post sobre lactancia materna… lo difícil es hacerlo sobre lactancia artificial… Yo le he dado biberón a mis tres hijos. Cuando me preguntan en el hospital ¿me juzgaban? Nooo… pero siempre me preguntaban ¿por que?… Y digo yo, que cuando dices que si a la lactancia materna, ¿a que nadie te pregunta por que?… Yo me dejo poco influir por el ambiente… así que cortaba de raíz la cuestión cuando respondía “porque yo quiero”… Pero necesariamente se siente una juzgada cuando toma una opción y le piden explicaciones… ¿no te parece?

    Por lo demás… yo he dado el biberón a demanda a mi tercer hijo… jua, jua… aunque dicen que no se debe… y que el biberón se da estrictamente cada tres horas… yo usé, como tu, mi sentido común… y chica… si del pecho beben cuando lo necesitan, ¿por que del biberón no? Y ahí está, sanote como un roble y casi con un año, tomando religiosamente sus biberones nocturnos cada tres o cuatro horas… ¡¡Buaaa!!

    Besos,
    -Alejandra (entrepasteles)-

    Me gusta

    1. A la gente, y más a los profesionales del ramo, les cuesta entender que una madre no dé pecho, cuando debería ser normal, o al menos respetable, tanto una como otra opción. Y estoy contigo en que si a mi no se me pregunta porqué doy pecho, a ti ni se te debería preguntar porqué no…
      Olé tú por hacer lo que has considerado!
      Y no puedo hacer un post sobre la lactancia artificial, porque no ha sido mi experiencia…
      Gracias por pasarte y comentar!

      Me gusta

  3. Me ha gustado mucho tu post, muy respetuoso y de sentido común. En mi caso, he tenido que recurrir a la lactancia mixta con mi primer hijo, y con la segunda, lo he hecho igual. Solo decirte que a dos horas de haber parido, la pediatra al contarle mi postura no se lo tomó bien e incluso me contesto de manera “ofensiva”. Me pareció muy poco profesional y de poco tacto, menos mal que no todos en ese hospital pensaban así

    Me gusta

    1. No me parece justo… En absoluto… Es muy respetable que cada una, por las razones que sea, decida un sistema, el otro o los dos…
      Siento que te contestarán mal porque, ni tú ni ninguna madre en sus cabales, se merece que se le juzgue.
      Gracias por pasarte y comentar!!!

      Me gusta

  4. Me parece muy interesante tu artículo y por supuesto que SÍ! tienes todo el derecho de dar tu opinión al respecto faltaría más. Acaso no todo el mundo te ha dado la suya durante el embarazo?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s