Conciliando que es gerundio·Fue pekefriendly·La maternidad traslospekes·Valientes emprendedores

Cuando la energía ya no llega…

Esta semana he recibido lo que no esperaba que recibiera nunca. Un mail de una peluquería que hace meses que me contactó para ser #pekefriendly y, después de haber hecho los trámites que yo misma les dije, se extrañaban de no haber recibido distintivo ni que se hubiera hecho la publicación.

Pues por desgracia no, no lo he hecho y creo que tendré que arañar algún minuto al fin de semana para sentarme y hacerlo todo bien, porque no puede ser.

 

Ya sé que no soy la única blogger que trabaja, pero ahí va mi resumen del día: me levanto a las 6.30, llego a mi casa a las 18.30 y tengo dos horas y media, máximo tres, para disfrutar de mis hijos, cenas, comidas del día siguiente, baños, acostarlos y, entonces cenar, mantener una conversación de adultos con el padre de las criaturas, que ejerce de padre genial mañana y tarde, y quedarme frita en el sofá nada más cenar. Ah! Y para el que no me siga en twitter: mi hija, con 7 meses, sigue sin dormir una noche del tirón y se despierta mínimo una vez… ¡a ver si vais a creer que esas lorzas se llenan de aire! Una de estas noches, hablando con una de mis mejores amigas, ya dijimos que el día que la enana duerma una noche entera, pensaré que me he muerto y estoy en el cielo, fijo.

 

Conclusión: tengo reseñas de libros pendientes de escribir, mails de colaboraciones que contestar, escribo cuando y como puedo en el coche compartido y edito en cuanto tengo wifi, eso sí, fuera del trabajo porque no esto no tiene nada que ver con mi trabajo real, y he quedado mal… muy mal. Como mucho muchísimo, consigo escribir un par de tweets, no meterme en guerras y llevar una actividad media – baja en Instagram, que por cierto, cada día me gusta más.

 

Hay montones de posts que querría escribir, me encantaría estar al día de los formularios de la web, estar más activa, pero de verdad, no me da la vida. Como mucho he conseguido sacar tiempo para los #UnoAlMes y poquito más.

 

Espero a la vuelta de vacaciones venir con fuerzas renovadas, aprovechar los vuelos de los viajes de trabajo que tengo para ir avanzando y que esto no vuelva a pasar, porque tener esta sensación de llevar pekefriendly a matacaballo no me gusta nada, me resulta muy desagradable.

 

No me gustan estos posts que suenan a depre, porque en el fondo, lo que quiero transmitir es que OJITO CUANDO RECARGUE FUERZAS, porque pienso llegar a todo. pekefriendly sigue vivo, tras los pekes también, y aunque todo este pekemundo lo gestione yo solita, VOY A PODER CON TODO.

OJITO

Nota: Desde aquí mis más sinceras disculpas a Petit Cocó y a todos los que hayáis cumplimentado el formulario y no hayáis obtenido respuesta.

Nota 2: gracias al padre de las criaturas, al que quiero con locura, porque si siendo él como es voy así de cansada, si él no estuviera o fuera de otra forma no sé qué sería de mi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s