La maternidad traslospekes·trasmispekes

¿Cómo hablar a los niños de la muerte?

 

Los padres lo sabemos todo? La respuesta es un rotundo NO, y menos aún cuando hablamos de un tema que ha llevado al nacimiento de religiones, sectas, y que ha generado incluso guerras y asesinatos como es la muerte.

 

Los niños preguntan todo? A veces. Nosotros tenemos la suerte de que el enano, de momento, nos pregunta la mayoría de lo que le pasa por la cabeza, o al menos eso creemos.

 

Qué pasa cuando un niños pregunta por la muerte? Pues que le podemos dar una respuesta que le llene o que no.

 

Imagina caer en la cuenta con 5 años… dolor asegurado 

 

Nosotros nos consideramos ateos, así que se nos reducen las opciones drásticamente. Hasta ahora, cuando hablaba o preguntaba por la muerte le decíamos que no se sabía lo que pasaba o que nadie había vuelto a decírnoslo. De momento medio colaba.

 

Aparte de eso, él tenía su propio concepto del ciclo de la vida, en el que todos nos dedicamos a nacer y morir en bucle eterno. Así terminó con la siguiente duda: “Mamá, como se queda una embarazada de alguien que se ha muerto?” A lo que la aquí presente tuvo que contestar “es que no es exactamente así, ahora es hora de dormir, pero otro día te lo explico” mientras me aguantaba la carcajada.

 

Pero claro, hay un día, un punto de inflexión, en el que se da cuenta de que, aunque suene apocalíptico, vamos a morir todos y ese día la tristeza se lleva esta sonrisa…

 

Qué haces en un momento como este? Si el ser humano ha sido capaz de generar las religiones para resolver esta y otras dudas, qué le contestas?

 

Nuestra opción: palabras que le tapen la herida del alma

 

Pues sí, terminamos inventándonos un cielo al que van los buenos y al que, por supuesto, iremos todos. No tiene que estar triste, porque cuando nos vayamos, él tendrá su propia familia y, aunque nos echará de menos, la idea del reencuentro y nuestra tranquilidad, le dará paz. Si esta es la manera de que vuelva a sonreír, me sirve. El resto de la película y las evoluciones de esto ya son otra historia que nosotros no hemos cortado porque a él le consuela.

 

Algunas de sus conclusiones:

 

– tenemos que venir a buscarlo cuando él se muera, por si no nos encuentra, y luego a su hermana, porque por supuesto vamos por orden de edad (aquello tiene que estar abarrotao)
– la familia de las mascotas son sus dueños, pero hasta que ellos mueren están con sus propios papas y mamas mascotas (olé tú)
– no me tengo que poner triste por tener que ir a trabajar, porque cuando me muera estaremos juntos para siempre y no tendré que trabajar ni viajar por trabajo (hasta entonces, a apechugar y encima con supuestos consuelo)

 

Vosotros os habéis encontrado en esta situación? Cómo lo habéis solucionado?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s